• LA BUENA VIBRA yoga mindfulness school

Mi experiencia con COVID-19





Por Tanya Witmond.

El viernes 13 de Agosto del 2021, salí positivo de COVID-19; Desde el día anterior comencé a sentirme con gripe y dolor de huesos. Dos días antes mi esposo había salido positivo y yo negativo, pero fue porqué el virus aún se estaba incubando.


En el momento en que me dijeron que en efecto, tenía el virus… Sentí primero un enojo. Qué curioso como siempre nos preguntamos: ¿Por qué yo?

Varias cosas pasaron por mi mente después de ése enojo, pensé: ¿Qué haré por 15 días encerrada?


También vinieron a mi preguntas acerca de ¿Qué tal si me da muy fuerte, no puedo respirar y me muero?


Me vinieron muchos miedos a mi mente alrededor de ésta enfermedad y la muerte misma.

Aún cuando sabemos que la muerte es imposible de evitar, es increíble el miedo y la ansiedad que produce cuando la tienes enfrente.


Decidí después que iba a sacarle provecho a ésta situación y que lo tomaría, cómo un retiro…

Cada año he tomado un retiro. Vipassana de 10 días y hasta de 20 días; Así que decidí que como éste año no había ido a retiro, que éste sería mi retiro y me fuí a otra habitación, puse mi altar para meditar, me llevé mis libros, mi diario; Y no quise abrir la computadora, me la pasé mucho tiempo observando la naturaleza, hablando con ella, tratando de ir cada vez más a mi interior y aproveché cada momento para relajarme y practicar la introspección.


Ahora un mes después de que me dió Coronavirus, puedo en realidad agradecer a Dios por que me ayudó a valorar aún más el estar viva, el estar también rodeada de Naturaleza. Comencé a andar más despacio, a darme tiempo para ver el paisaje y oír los pájaros.


¿Cuántas veces no vemos nada a nuestro alrededor porque estamos estresados, preocupados, ansiosos y perdidos en nuestra mente?


La vida se acaba en un instante y sí nos llegará hoy…¿Hemos hecho el tiempo para agradecer al Universo por sus bendiciones? ¿Hemos hecho tiempo para disfrutar de la belleza que nos rodea?...

Nos preocupamos por nuestra familia, nos preocupamos por nuestro trabajo, nos preocupamos por ganar más dinero, nos preocupamos acerca de dónde viviremos, qué automóvil comprar, qué ropa usar, qué comprar y qué ésto sea lo último en tecnología.


Todo ésto para finalmente abandonarlo cuando llegamos a nuestro destino… la muerte.

No nos damos cuenta que todas estas cosas son sólo más pesos que tendremos que cargar con mucho cuidado y con el miedo de no perderlas, para darnos cuenta al final que no podremos llevarnos nada de ésto el día que nos toque irnos…


Lo mismo podemos decir acerca de las discusiones y los argumentos cuando ya no hacen una diferencia en nuestras vidas.


Disfruta lo que tienes, atesora las relaciones que has logrado tener y deja de perder el tiempo en argumentos inútiles.


Esto es lo que aprendí y quería compartir contigo!



1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo